Bell & Ross
La búsqueda de lo extremo. Hace apenas dos décadas, un grupo de diseñadores y técnicos se unieron para conseguir un mismo objetivo: la creación de relojes tan precisos que pudieran ser utilizados en las labores aeronáuticas. Para crear unos relojes de tan alta fiabilidad, la marca se basa en cuatro principios fundamentales a los que jamás renuncia: legibilidad, funcionalidad, precisión y estanqueidad.